Archivo por meses: noviembre 2013

Asamblea General

El pasado día 29 de noviembre hemos celebrado la preceptiva Asamblea general de la Asociación Tacaná F&D.

La poca participación resulta en buena medida descorazonadora. Es sólo una vez al año y es muy importante participar. Ya es sabido que todos estamos muy ocupados y con multitud de reclamos a nuestro alrededor, pero – insistimos- es una vez al año.

Como dice el viejo refrán: ‘cuatro ojos ven más que dos’ y, por eso, no sólo es importante dar dinero. Es casi más importante participar y aportar apoyos e ideas.

Gracias a algunos voluntarios se pudo sostener quince días la Exposición de Caravaca. A eso es a lo que nos referimos. Cuanta más gente esté dispuesta a ceder algo de su tiempo para proponer actividades más vida tendrá la Asociación. Más presencia tendrá en la sociedad y de mejor modo y más intensamente podrá apoyar el Proyecto ‘Somos libres’.

Existen numerosas dificultades en nuestro propio país, pero las niñas del Hogar Luis Amigó no tienen familia, ni amigos, ni nadie que mire por ellas, salvo las Hnas. que las atienden y a nosotros que, en la distancia, las seguimos y las cuidamos.

No es el dinero, sino que asistir a los actos de la Asociación es mostrar nuestro cariño y nuestra solidaridad con unas criaturas que aunque están a miles de kilómetros nos necesitan. Es una gota de amor en un océano de abandono y desolación. De esos mares llenos de dolor existen muchos y no podemos abarcarlos todos, pero alguno está a nuestro alcance. La Asociación Tacaná nos pone a la mano una ocasión de oro de dar amor y de recibirlo multiplicado por mil.

La próxima vez, dentro de un año, por favor, meted esta convocatoria en vuestras agendas y no la dejéis pasar. Muchos os habéis excusado y os lo agradecemos, porque el silencio indiferente es también algo que nos resta ánimos.

Esta es una tarea exigente y se necesita mucha fortaleza para no decaer en ella. Los miembros de la Junta Directiva de la Asociación necesitamos también apoyo moral. Por eso a los que asististeis y a los que os excusasteis os agradecemos vuestra cercanía. La Asociación es de todos, cuidadla para que no se diluya, con ella cuidamos a mucha gente, o muy poca en comparación, que necesita una mano amiga.

En cualquier caso, contáis con el correo electrónico al que siempre podéis hacer llegar vuestras sugerencias y aportaciones. Vale también una llamada de teléfono.

Se acerca el final del año. Este es un tiempo de hacer balance y buenos propósitos. Os proponemos que entre ellos pongáis prestar más apoyo a Tacaná. Gracias.

Mares de Centroamérica

Tanto las costas del Atlántico como las del Pacífico en Guatemala y en Costa Rica son dignas de una visita.

Es difícil encontrar paisajes más hermosos.

Bahía de Livingston en Guatemala. Atlántico
Bahía de Livingston en Guatemala. Atlántico
Parque de Manuel Antonio en el Pacífico de Costa Rica
Parque de Manuel Antonio en el Pacífico de Costa Rica
Playa de Champerico en el Pacífico de Guatemala
Playa de Champerico en el Pacífico de Guatemala
Parque Nacional de Manuel Antonio en Costa Rica
Parque Nacional de Manuel Antonio en Costa Rica
Puerto Limón Atlántico de Costa Rica
Puerto Limón Atlántico de Costa Rica

Ese leve pájaro azul

Durante siglos, los seres humanos han luchado por su libertad. Han peleado contra los invasores, contra los tiranos, contra los explotadores, contra los manipuladores, contra todos aquellos que con razones o sin ellas querían privar a sus contemporáneos del leve pájaro azul de la libertad.

Ya en el siglo pasado, imperfectamente, el pequeño pájaro se abrió camino y fue reconocido, a veces a regañadientes, por todos. Nadie hoy se atreve a decir que privar de la libertad a otro es un bien para la humanidad.

Ese dulce pajarillo azul se abrió paso con sus alas extendidas para mostrarnos la libertad de conciencia, de pensamiento, de expresión, de circulación; en fin, para mostrarnos cuál es el camino hacia la plena dignidad del hombre.

Hoy, so capa de orden y buenas costumbres -siempre los tiranos argumentaron con estos conceptos- se nos priva cada vez más de la libre expresión. Es cierto que existe la desmesura en el hablar o en el comportarse, pero no es menos cierto que existe una gran desmesura en el imponer y coartar.

El pequeño, dulce, leve y sutil pájaro azul de la libertad parece formar parte de las muchas criaturas en vías de extinción.

No debemos permitir que la sangre de los que lucharon por darle un lugar se quede seca al borde fangoso del camino. Démosle alas al pequeño pájaro en memoria de los que lucharon por él y parecen estar perdiendo ahora su batalla.

Densitometría

Por prescripción de su ginecólogo, acudió a un centro a hacerse una densitometría. Tumbada boca arriba en la camilla, observó como un grueso brazo mecánico se desplazaba por encima de su estómago, su cadera y su pelvis, haciendo ruiditos extraños a cada segundo. De repente, tuvo la sensación de que aquel brazo mecánico, dotado de vida propia, iba haciendo cortes en su cuerpo.

Cuando la enfermera le dijo ya está, se puede incorporar, una imagen cruzó por su cabeza: Me ha cortado en rodajas y si me levanto, parte de mi cuerpo se quedará en la camilla y la otra parte será la que pueda irse a casa, pero ¿cómo, si lo que se queda en la camilla son las piernas?

Tuvo un instante de pánico. Al encontrarse en el pasillo, se le escapó una carcajada que provocó cierto asombro en los otros pacientes que aguardaban turno.

Mi amiga Maite

Plaza de Sto. Domingo
Plaza de Sto. Domingo
Nave lateral de la Catedral
Nave lateral de la Catedral
Palacio arzobispal y Ayuntamiento de Moneo.
Palacio arzobispal y Ayuntamiento de Moneo.
Torre de la catedral
Torre de la catedral
Vista de la calle Platería y la Iglesia de Jesuitas
Vista de la calle Platería y la Iglesia de Jesuitas
Trascoro y órgano
Trascoro y órgano
Fachada gótica de la Catedral
Fachada gótica de la Catedral
Fachada barroca de la Catedral
Fachada barroca de la Catedral
El antiguo emplazamiento del Palacio de Ibn Mardanis y actual convento de las Claras
El antiguo emplazamiento del Palacio de Ibn Mardanis y actual convento de las Claras
Capilla de Junterones
Capilla de Junterones
Capilla de los Vélez
Capilla de los Vélez
Altar mayor de la Catedral
Altar mayor de la Catedral
Paseo de Alfonso X
Paseo de Alfonso X

Mi amiga Maite vino a visitarnos. Ha sido una breve visita, pero la he disfrutado mucho. Maite es de esas personas poco comunes que posee una serie de dones maravillosos y que los lleva como el que no quiere la cosa; sin darles importancia.

No sólo ha sido y sigue siendo una gran profesional que, desde su puesto en la universidad, ha formado a muchas generaciones de arqueólogos, sino que además canta estupendamente, lo que me produce una infinita envidia, y, por si fuera poco, es una excelente pintora y dibujante. Me honro de tener en mi casa una vista de Jerusalem pintada por ella.  Hay algunas otras cosas de su vida que parecen menores, pero son de gran importancia: Ha sido una esposa excelente, una madre estupenda y ahora es una abuela superior. Todo ello significa que ella se ha pintado su casa, ha llevado las cuentas, ha guisado todos los días, cuenta cuentos y chistes, enseña a dibujar, se busca el modo de apoyar a sus hijos, sin que se note. En fin, es una mujer atractiva y con encanto y es capaz de mirar a la vida desde un ángulo muy personal y enriquecedor.

Nos conocemos desde hace casi cuarenta años y jamás hemos discutido, nunca nos hemos peleado, siempre nos hemos acompañado y ella ha estado presente, como sin hacerse notar, en momentos difíciles de mi vida. Yo sé que quiere más a mi marido que a mí y tiene sus razones, pues él ha sido no sólo su compañero de departamento, sino que fue su alumno y la acompañó también en tareas dolorosas, pero gratificantes. Sin embargo, como el cariño no se puede pesar ni medir, yo sé que el que siente por mí y al que correspondo, no es un reflejo o una extensión de aquel.

Así que mi Maite vino a vernos. Pasamos tres días estupendos. Le hicimos de cicerone y aprovechamos para detenernos en lugares que ya conocíamos y para descubrir otros. Fuimos a los Molinos del Rio que es un lugar digno de verse por lo que allí se conserva de los antiguos molinos y porque se pueden contemplar hermosas exposiciones temporales. Callejeamos e hicimos un alto en la catedral y aprovecho para poner algunas de las fotos que allí hice. Cenamos en la calle en una esquina junto a la torre de la catedral y también visitamos nuestra playa, donde comimos al sol un caldero excelente, pues hacía un día como de verano.

Fuimos a ver un ballet, Don Quijote, que yo nunca había visto completo y me encantó, en ese precioso espacio que es el Teatro Romea. De manera que  fueron tres días bien aprovechados. No cabe duda.

Me alegro de que se animara a visitarnos y espero que vuelva, porque aún queda mucho por ver y mucho de lo que charlar.

El antiguo emplazamiento del Palacio de Ibn Mardanis y actual convento de las Claras
El antiguo emplazamiento del Palacio de Ibn Mardanis y actual convento de las Claras

País insólito

Sale en la televisión un señor, presidente de una gran compañía, y dice muy serio: El paro ha subido porque antes de la crisis se crearon muchos empleos.

Sale otro señor en la televisión y anuncia con gran entusiasmo y satisfacción que se ha creado un título universitario en Magia.

No me dirán que este es un país corriente. Al menos es insólito.

¿El primer señor está en ese puesto porque es tonto de capirote o, como decía mi madre: no soc, que m’al fai? Pero seguro que piensa que los que le enchufan los micrófonos para que le oigamos lo somos de remate.

Lo de la titulación universitaria en Magia es tan peculiar como lo fue en su día convertir en Facultad la Escuela de Bellas Artes.

A todos estos ‘creativos’ les aplicaba yo lo del viejo cuento árabe: Mil dinares por la habilidad, y mil palos por la pérdida de tiempo.

¡Ya está bien de distracciones!

Admitamos de una vez que este país es muy, pero que muy, raro.

Puestos a hacer alguna genialidad, podrían empezar por otra parte. Véase: Aliviar a los sufrientes y dependientes, reponer a los desempleados, devolver las casas, evitar la emigración de cerebros, bajarse los sueldos, alegrarnos la vida quitando impuestos indirectos. En tono menor, se podría empezar por no tirar los papeles al suelo, circular por la derecha incluso en las aceras, no embestir con el carrito de la compra, recoger las cacas de los perros.

Todo eso exige educación en civismo. ¿Cómo van a ser cívicos los ciudadanos, si sólo reciben mensajes estúpidos de los que mandan? Lo menos que podemos hacer como protesta es tirar los papeles al suelo, las colillas y dejar que nuestros animales de compañía se caguen, por nosotros, en cualquier parte.

 

Barriletes, baño y costura

Las niñas del Hogar Luis Amigó de Urbina-Cantel (Guatemala) han terminado el curso académico con bien. La mayoría de ellas ha pasado de grado, aunque alguna de las pequeñas aún tiene dificultades, pues este curso ha sido su primer año de escuela.

Por eso las Hnas. Terciarias Capuchinas que dirigen el Hogar les han organizado un día de fiesta, con baño en el lago Atitlán, uno de los lugares más hermosos de Guatemala, una confección de barriletes (cometas) y además un taller de costura y bordado, para que vayan aprendiendo algo que les pueda servir de oficio, sobre todo a aquellas que tienen dificultades con el estudio.

Ahí están todas muy aplicadas, incluso las que son buenas estudiantes. Es admirable ver a niñas que habían tenido unas carencias de todo tipo casi inimaginables, cómo se adiestran en el bordado y la costura.

Yo, que las dejé en mayo, veo cómo en estos meses han crecido, se han vuelto hábiles con las manos, tienen el rostro risueño o se afanan en sus máquinas con gran concentración.

Confeccionando y volando barriletes
Confeccionando y volando barriletes
El grupito
El grupito
Primero se atreven con los pies
Primero se atreven con los pies
También a que en el pantalán las bañen las olas. El lago se agita siempre a partir del mediodía
También a que en el pantalán las bañen las olas. El lago se agita siempre a partir del mediodía
Cosen muy concentradas
Cosen muy concentradas
Una vista general del taller
Una vista general del taller
El monitor le explica a Marina que ha crecido dos palmos desde que la vimos en mayo.
El monitor le explica a Marina que ha crecido dos palmos desde que la vimos en mayo.