Archivo por días: 27 enero, 2014

La Virgen de la Arrixaca: Una imagen viajera

La Virgen de la Arrixaca, Patrona del Reino de Murcia, es una advocación de María que se representa, como puede verse, sedente, en majestad y con el Niño sobre las rodillas. Esta imagen de estilo bizantino y gran antigüedad, pues se remonta al siglo XIII, toma su nombre del arrabal de Murcia en donde se hallaba su santuario. Es posible que ya estuviera allí en tiempos de la presencia musulmana, sirviendo de acogida a mercaderes italianos que negociaban con la seda murciana.

Otra versión la sitúa sobre el arzón de la cabalgadura del Infante D. Alfonso, luego Alfonso X el Sabio, que conquistó estas tierras para la corona de Castilla. El futuro monarca, muy devoto de la Virgen, a esta advocación le dedicó una de sus famosas Cantigas, la dejó en la ciudad, atribuyendo el mérito de su empresa a la ayuda de la Virgen y designándola como protectora del Reino de Murcia.

Sea como fuere, esta imagen, que viajaba con el rey o bien acogía a viajeros que venían a la ciudad, cumple hoy, gracias al entusiasmo de los miembros de su Cofradía y de la acogida de los fieles de las distintas ciudades y pueblos, su antigua pasión viajera. A lo largo del año se traslada a distintos lugares a visitar a sus hijos.

Como ‘extranjera’ en esta región y por lazos familiares vinculada a esta Cofradía, me cumplió el pasado fin de semana el honor de acompañarla, al menos un día, en su visita a Jumilla.

Este acompañamiento nos permitió disfrutar de un maravilloso domingo de sol, el día 26 de enero, participar en una eucaristía en la iglesia del Salvador, con su hermoso trampantojo del altar mayor, compartiendo la oración con los pequeños catecúmenos de la parroquia que con entusiasmo cantaron, rezaron y se empaparon de la historia de la Virgen. Luego, acompañaron a la Virgen, agitando sus banderitas, en su paseo por la ciudad, camino del bello templo de Santiago, cuyo retablo barroco es digno de verse.

Finalizada la ceremonia religiosa, aprovechamos para dar una vuelta por el pueblo y sus alrededores, contemplando las hermosas casas del siglo XIX con sus enrejados primorosos; el castillo que aún vigila el paso del puerto; el convento de Santa Ana y su hermosa pinada sobre agrestes cerros.

Tras la visita turística, por azar topamos con el Restaurante Loreto, donde probamos un menú estrecho y largo que fue una delicia y gozamos del marco de esa hermosa casa rehabilitada con gusto y que ofrece una cocina y unos caldos (como no podría ser de otro modo) inmejorables. Allí entre pequeños aparadores y vitrinas de época, relucientes arañas de cristal que cuelgan de primorosos rosetones de escayola policromada y paredes de tonos cálidos, además de disfrutar con el paladar, gozamos con las sugerentes pinturas de Esteban Martínez.

Un día completo en honor de la Virgen visitadora, que nos dio la oportunidad de compartir la devoción con los jumillanos y disfrutar de su ciudad.

virgen1.def

Iglesia de El Salvador
Iglesia de El Salvador
Altar Mayor de El Salvador
Altar Mayor de El Salvador
La Virgen
La Virgen
Los catecúmenos
Los catecúmenos
Se forma la procesión
Se forma la procesión
La Virgen en andas
La Virgen en andas
Iglesia de Santiago
Iglesia de Santiago
Entrando en la iglesia de Santiago
Entrando en la iglesia de Santiago
Altar mayor de Santiago
Altar mayor de Santiago
El Hermano Mayor proclama la despedida a la Virgen
El Hermano Mayor proclama la despedida a la Virgen
Un cofrade lee el acta de cierre
Un cofrade lee el acta de cierre
Plaza del Ayuntamiento
Plaza del Ayuntamiento
Museo de la Semana Santa de Jumilla
Museo de la Semana Santa de Jumilla
Uno de los comedores del restaurante Loreto. Se aprecian las pinturas de Esteban Martínez
Uno de los comedores del restaurante Loreto. Se aprecian las pinturas de Esteban Martínez