Archivo por meses: mayo 2018

Chica/Chico limón

Hoy, día 18 de mayo de 2018, se celebra la Gala de presentación de las Fiestas Patronales del Barrio de Vistalegre. En ella, uno de los actos principales será la imposición de bandas a los que han sido elegidos como Chica y Chico Limón.

Hace dos días se reunió la comisión de festejos y se presentaron ocho candidatos; cinco chicas y tres chicos. El jurado sometió a los candidatos a un breve escrutinio para hacerse una idea de quienes eran cada uno de ellos y tras una apretada votación y debate, pues la calidad, simpatía, personalidad y méritos de todos ellos eran muy notables, resultaron elegidos Carmen y Abel.

Aquí tenéis un a pequeña muestra gráfica de lo que se hizo esa noche.Una vista del público y delante los candidatos El jurado Los ganadores con el jurado Todos los candidatos con el jurado Abel  Carmen

Barrios creativos

El pasado día 13 de mayo se llevó a cabo en el barrio murciano de Vistalegre una acción creativa de suma importancia.

Pero decir eso sería empezar una historia por el final. Vamos a contarla, como dice una amiga mía, ‘por el lado largo’. Desde hace tiempo, muchos vecinos de este barrio tan céntrico de Murcia venimos observando un cierto deterioro en fachadas y otros elementos del mobiliario urbano. Tras la crisis, muchos comercios han cerrado y sus persianas cerradas se han ido llenando de ‘grafitis’ poco atractivos, hechos con la simple intención de ensuciar paredes.

En este barrio privilegiado se encuentra la Escuela de Arte. Un centro muy especial que ha dotado a la ciudad de Murcia desde hace bastantes años de grandes artistas tanto en la pintura, como en la fotografía y otras artes como la joyería, por ejemplo. Contando con esa suerte, se empezó a mover un grupito de entusiastas que contaminaron a los muy creativos miembros del claustro de varios colegios de la zona y, llevados de su entusiasmo, contagiaron así mismo a los vecinos de otros dos sectores cercanos; Belén y La Flota.

De este modo prodigioso se ha descubierto que la concentración de artistas por metro cuadrado en esta zona es casi alarmante. Es un fenómeno peculiar que ataca a niños, jóvenes y adultos. Incluso aquellos que jamás se hubieran puesto a pintar absolutamente nada, se han lanzado a pillar brochas y pinceles y a colaborar.

Pero estas cosas no ocurren así porque sí. Hay quien planifica, aconseja, debate, aporta ideas y motivos, etc. etc. Pero es una labor colectiva, entusiasmada y alegre. De manera que unos planearon cuál sería el elemento simbólico que representara el movimiento y se hicieron múltiples ofertas a cual más ingeniosa. Democráticamente se votó por un elemento. Para algo han de servir las redes sociales y el elemento que representaba a los barrios con arte surgió tras una votación por whatsapp. Helo aquí y se llama Barri:

Barri quiere ser conocido en el mundo entero y por eso se ha subido a unas preciosas camisetas que se pueden comprar el día del mercadillo solidario de los Scouts del barrio o poniéndose en contacto con algún conocido de este lugar (Domingo 3 de junio, Jardín de Juan Alcolea). Preguntando en los comercios, por ejemplo.

Los entusiastas creativos acordaron iniciar su acción de decorar y alegrar el barrio, el día 13 de mayo. Previamente una comisión se encargó de buscar los paramentos para decorar, pidiendo los preceptivos permisos a sus propietarios, otro se dedicó a medir esos espacios, en función de esas medidas otros se dedicaron a crear los motivos pictóricos, unos cuantos se dedicaron a poner sus coches al servicio de la causa y también sus músculos para ir a comprar las pinturas, las imprimaciones y todo lo que hacía falta y, finalmente, un equipo muy importante se encargó de comprar las vituallas, buscar cocineros y comprometerse a crear una obra de arte especial, en forma de paella, para dar de comer a todos los que desde las siete de la mañana andaban sudando y embadurnando paredes.

El evento no se para ahí. Quedan muchos elementos urbanos por decorar. Esa era solo la primera acción como se verá en las imágenes que siguen. Este es un proyecto de largo aliento que llevará bastante tiempo completar . Por eso, se hizo una presentación especial ese mismo día 13 de mayo en el marco de la Feria del Diseño que promueve la Escuela de Arte.

En esa misma feria y al tiempo se presentó otra actividad que se completará el día 26 de mayo, con un mapping muy interesante acerca del sistema de regadío de la huerta murciana. Como todo el mundo sabe, pero casi ha olvidado, esta zona era parte de la huerta, antes de comenzar a urbanizarse. Las alquerías que la poblaban desde época musulmana regaban sus huertas gracias al potente sistema de acequias que aún ha dejado su huella en alguna zona del barrio, pero que resultan casi desconocidas para las generaciones jóvenes o para aquellos que, como yo, no somos nativos de aquí. Es una acción cultural sumamente importante que conlleva una investigación seria y que se podrá disfrutar ese día, pero, como se ha dicho, fue presentada también este domingo 13.

Este es el ingenioso panel explicativo que será desarrollado por sus creadores el próximo 26 de mayo.

Así que se inició, junto con varias actividades paralelas, la pintura de algunos rincones del barrio.

Aquí tenemos un antes, viene un en medio y un después.

Otro antes

Y después, la belleza va brotando de las paredes

Aquí tenéis reunidos todos los pasos del proceso y el magnífico resultado final.

Pero, no sólo se vive del arte y de las ideas. Hay que comer. Y se comió y bien, según me cuentan. Hay quien propone tres hurras por el cocinero y el cuerpo de pinches de cocina. No me niego: ¡Hip, hip, hurra!, ¡hip ,hip, hurra! ¡hip, hip, hurra!

Estos son algunos de los miembros de los equipos creativos

Un día importante el día 13 de mayo. El día en que tres barrios se unieron para iniciar el ambicioso proyecto de hermosear el entorno donde se desarrolla la vida de las gentes que viven en ellos. Ha sido todo un éxito de fraternidad y unión ciudadana. Una magnífica iniciativa que tendrá su continuación, hasta que en este lugar no quede ni un solo rincón feo.

Gracias a todos por ser tan creativos, entusiastas y trabajadores.

Los amantes de los conflictos

En un mundo como el que tenemos que, por otra parte no difiere tanto de otros momentos pasados, resulta insoportable que existan personas amantes de los conflictos. No me refiero a aquellos que ostentan graves responsabilidades de gobierno, que alguno hay que no sabe vivir si no es en guerra o en amenaza de ella. Me refiero a los de andar por casa; a la gente corriente con la que a diario compartes espacios de lo más cotidianos y poco significativos. De vez en cuando aparece alguien que es amante de los conflictos.

Este tipo de personas si no hay de qué discutir, busca un motivo y si lo hay, entonces es feliz porque la realidad parece darles la razón. Tienen o suelen tener un modelo de actuación. Primero se quejan de que los excluyen. Entonces, los bien pensantes, pro bono pacis  los incluyen. Una vez en el círculo de los que trabajan por alguna causa común, de esas -repito- cotidianas, se encrespan porque no les reconocen lo mucho que hacen, cuando, en realidad, solo se dedican a proponer imposibles o a proponerlos a destiempo. Aún así, para que no armen bulla, se les conceden algunas cosas carentes de sentido, pero como a nadie les importan demasiado, los dejan hacer. En el fondo esperando que el fracaso de sus iniciativas les haga ver la verdad. Pero no se quedan contentos. Están a la espera de la primera ocasión en la que sembrar la discordia.

Como cualquier cosa que se haga o se diga tiene la posibilidad de ser malinterpretada, inmediatamente -ellos que estaban al acecho- se encrespan y argumentan. Pero sus argumentos también siguen un patrón: Moralizan y se ponen de ejemplo; ‘Yo nunca hago esto que acabáis de hacer’ y, por eso, ‘aprovecho la ocasión para señalarlo’. ‘No se debe, pontifican, hacer eso, pues el mérito es de gente como yo, que no se señala y se pasa el día trabajando por el bien común’. Vuelvo a señalar que si algún logro se obtiene no ha sido por su esfuerzo, más bien todo lo contrario y que se sepa nada han hecho a favor de nadie.

Si nadie les planta cara, cosa que es frecuente, pues la gente no tiene interés en las discusiones interminables, siguen erre que erre hasta que alguien les sale al paso. Entonces viene la fase de repliegue; ‘no quise decir eso’, ‘me malinterpretáis’, ‘yo solo quiero lo mejor para todos’. Acto seguido, como nadie le secunda ni se hace eco en esos mea culpa mas bien desmañados, entonces pasa a la fase siguiente; la de declarar sus afectos cerrados con ‘te quieros’ a diestro y siniestro, pero sin nombrar a la persona o personas que en el fondo eran objeto de sus reproches. Como todo el mundo sabe de sus fobias, porque si no las dice cantando, las dice silbando, todo el mundo entiende que sus declaraciones de amor no son para devolver la calma e incluyentes, sino más bien excluyentes de aquellas personas a las que envidia o en cuyo lugar quisiera estar. Con sus reproches a todo lo que se hace bien, lo único que está declarando, imagino que a pesar suyo, es que quisiera ser quien ha tenido el logro o quien ha manejado la situación. En definitiva me recuerdan a aquel personajillo de cómic el visir Iznogud (no bueno) que quería ser califa en lugar del califa.

Estas criaturas amantes de los conflictos consiguen enervar a todos y si uno no se anda con cuidado termina por tener un estupendo conflicto sin ninguna necesidad.

Que el Señor los confunda.