Lunes Santo en Totogalpa; Via crucis de los niños

Por las calles del pueblo se celebró un Via Crucis de niños, con su Nazareno, la Virgen y las fieles mujeres de Jerusalén. Una preciosidad de chiquitines muy metidos en su papel y con gran devoción. Las imágenes hablan por sí solas.

Me gustaría que algunos meditaran acerca de cómo en nuestros pagos se les oculta el sufrimiento, la enfermedad o la muerte a nuestros niños; cómo algunos protestan acerca del trauma que supone para los niños ver un crucifijo con un Cristo ensangrentado. Estos niños de aquí lo viven con la misma naturalidad con la que perciben la vida que les rodea, ni se escandalizan ni se asustan. Su realidad no es la más hermosa, pero aún así son capaces de emocionarse con el dolor ajeno. Quizá a nuestros niños les falta un poco de realidad, de la realidad de un mundo injusto que sigue crucificando y masacrando a nuevos inocentes.

No hay vida sin muerte, ni muerte sin vida, no hay felicidad sin dolor y sufrimiento. Así que pensemos un poco en ello y veamos cómo podemos transmitir a nuestros niños la solidaridad con un padecimiento que ni conocen ni son capaces de representarse. No es sadismo, es simplemente acercarlos a la realidad de la injusticia y el sufrimiento.

Altares en las casas donde se detiene el Vía Crucis en una estación
Altares en las casas donde se detiene el Vía Crucis en una estación

???????????????????????????????

Las mujeres de Jerusalén orantes
Las mujeres de Jerusalén orantes
Una estación
Una estación
Otra estación
Otra estación
Jesús y María
Jesús y María
La menor de las mujeres
La menor de las mujeres
Las seguidoras de Jesús
Las seguidoras de Jesús
Mujeres de Jerusalem
Mujeres de Jerusalem

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *