La acequia

Este rincón de El Plano, modesto, escondido y humilde, siempre me ha gustado. Una vez que corre el agua por la acequia y luego se remansa, refleja las hojas que la rodean, creando la ilusión de un pequeño espejo. El sol se cuela por entre las hojas y crea dorados reflejos sobre la pared y en los escalones. Hacía tiempo que quería pintarlo y este año le llegó el turno. El contraste de los diversos verdes es todo un reto para la paleta y el cielo azul que se entrevé le da profundidad y contraste.

acequiaweb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *