Un encuentro feliz

Me llegan de Guatemala, vía chat, unas preciosas fotografías que quiero compartir con todos los que seguís las andanzas de nuestra modesta Asociación.

Las fotografías están tomadas en el Hogar Luis Amigó de Urbina-Cantel que como muchos sabéis es el centro de atención de nuestros proyectos educativos y de formación.

Una de nuestras becarias que ya abandonó el Hogar, al haber cumplido su mayoría de edad y tras formarse, gracias a nuestras becas Kristina Iturralde -que todos financiáis con vuestras aportaciones-, dentro del Proyecto Somos libres, ha constituido su propia familia y ha tenido en el mes de septiembre un hermoso hijo varón. El hecho por sí mismo ya es algo que nos llena de esperanza y alegría, pero es hermoso verla entre algunas de sus antiguas compañeras junto a su hijo.

Muchas de estas niñas, residentes en el Hogar, carecen de familia o han tenido terribles experiencias de desamor y desapego de sus familiares. Es un ejemplo para ellas ver que una puede formar su propia familia, tener hijos y cuidarlos con esmero, pues algunos de sus temores van por ahí; no saben si no serán capaces de dar un amor que no han aprendido a recibir o del que han carecido. Sin embargo, ahí está la prueba y con ella un rayo de esperanza y de ilusión.

Desde este otro lado del mar y en la lejanía, un encuentro como este nos llena de gratitud no sólo a la buena gente que apoya a las acciones de la Asociación, sino hacia las Hermanas Terciarias Capuchinas que dirigen este Hogar. Ellas han hecho posible que cosas así sucedan. La vida puede con todo.web1 web2web3  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *