Una visita a Extremadura

Muchos sabéis que tenemos una hija que vive en Extremadura. Ella es arqueóloga y lleva adelante una pequeña empresa. En este momento, además de trabajar, cosa que no es fácil en ese terreno, está vigilando la reconstrucción de una vieja casita que compramos allí, con el fin de que ella se vaya a vivir a ella.

En este viaje, además de visitarla, se trataba de escoger materiales necesarios para el remate de la construcción y, por supuesto, hacer algo de turismo.

Las imágenes os darán idea de nuestras andanzas. Esta es la casa que estamos reconstruyendo. En el momento de visitarla, estaban echando la solera y haciendo el encofrado de los pilares que la sostendrán.

?

La casa tiene un primer cuerpo antiguo, con un alzado bajo el tejado que simplemente se va a sanear y hacer habitable.

?

En esta imagen podéis ver el cuerpo anterior, semi-derribado, que deja la marca de un arco de bóveda en la pared de lo que será un patio previo y el arranque de la nueva construcción. De manera que la nueva casa tendrá un patio anterior, uno posterior y un cuerpo de una habitación que tiene fachada a la calle.

?

Mi hija en la puerta que da paso al módulo exterior, en la entrada al nuevo patio.

Tras la visita obligada a la obra de la casa y después de recorrer diversos polígonos industriales a la búsqueda de los materiales, fuimos a visitar las obras que ella dirige en la Alcazaba de Badajoz. Este magnífico espacio, ubicado en un meandro del río, como toda fortaleza que se precie, encierra en su subsuelo toda clase de restos de las diversas ocupaciones y de los distintos fines a los que se ha destinado. poco a poco, van saliendo muros del siglo XVII y más aún, los restos de la primitiva muralla almohade. Gracias a las doctas explicaciones de nuestra arqueóloga y de uno de sus compañeros, conseguimos medio entender lo que significaba todo aquel batiburrillo de muros, zanjas, escombros y tierras removidas con esmero.

Restos de la muralla almohade
Restos de la muralla almohade

 

?

Una vez visitada la excavación con nuestro preceptivo casco de obra en la cabeza, nos fuimos a comer a la contigua Plaza Alta, un precioso lugar que ha sido recientemente saneado y restaurado y que es magnífico.

Otro día hicimos una excursión a Medellín para visitar el teatro romano no hace mucho descubierto al pie de la fortaleza. Esta también está ubicada en un recodo del río y muestra la hermosura de ese pueblo y de su fértil vega. El teatro ha sido ya parcialmente restaurado, aunque no suficientemente protegido de las palomas que lo habitan, y se utiliza para representaciones. Asistir a alguna de ellas debe ser magnífico.

?

En la ladera sur de este cerro es donde se encuentra el teatro romano y el Centro de Interpretación, pequeño museo que contiene copias de piezas notables halladas in situ y que dan una idea de la categoría de aquel espacio. Un video de reconstrucción permite hacerse una buena imagen de cómo sería.

En la subida al cerro está la iglesia de San Francisco en la que, según se dice, fue bautizado Hernán Cortés.

?

Y, por fin, el teatro y sus vistas.

?

?

 

Otro día visitamos Almendralejo. este es un pueblo precioso que ya conocíamos al menos en parte, pero nunca habíamos estado en el Enterramiento calcolítico (4000 años) de Huerta Montero y que es digno de verse.

También estuvimos en el Museo de las Ciencias del Vino que merece la pena y en el parque junto a la Iglesia de la Virgen de la Piedad.

?

?

No es un anuncio de cerveza, sino para que veáis lo guapa que es mi hija
No es un anuncio de cerveza, sino para que veáis lo guapa que es mi hija

En Mérida, pasamos junto a la Iglesia del Calvario. Esta, junto con otras iglesias y el aire de muchos edificios extremeños, no dejan duda de que los descubridores de América se llevaron sus ideas estéticas hasta allá. En Guatemala hay múltiples lugares dedicados al Calvario y, en concreto en Salcajá, hay un Calvario que se parece en todo al emeritense.

?
?
?
Por la noche, de luna llena, cenamos al aire libre, junto a la muralla de la Alcazaba de Mérida. Ahí os dejo con esa luna y con una vista de la puesta de sol sobre el Guadiana.

?

 

?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *