Corpus Christi en Murcia

La costumbre de realizar altares en el recorrido que sigue la procesión del Corpus Christi no sé de cuándo data, ni si es algo muy antiguo o recuperado tras largo abandono o bien algo reciente, mediante lo que diversos grupos, cofradías u organizaciones demuestran su devoción a diversos santos y vírgenes y desde luego al Cuerpo de Cristo, pero pasear por las inmediaciones de la Catedral de Murcia, la noche de víspera de la celebración es toda una experiencia.

De repente te sorprende un pesado y dulzón aroma a incienso, mientras paseas entre mucha gente que aprovecha su ocio para salir a dar una vuelta y disfrutar de la tibia noche o para tomarse algo en los bares y restaurantes.

Ese olor que acompaña a lo solemne y sacro, te asalta en medio de lo profano. Según te aproximas a la nube que ves alzarse lentamente contra la dorada luz de las farolas, te vas introduciendo en un espacio en el que cesa el bullicio. El silencio que rodea a los cuidados altares hace que el paseante se detenga y contemple con reverencia las imágenes, los símbolos eucarísticos, las colgaduras, las flores y los pesados cendeleros.

En algunos de esos altares, sobrevuelan infantiles angelitos, en otros las fachadas quedan ocultas por el terciopelo rojo y dorado, más allá las vírgenes se agrupan en familia; la Fuensanta y la chiquitina Arrixaca. Imágenes de santos devotos del Santísimo aparecen arrodillados ante el sagrario, mientras los reclinatorios esperan acoger genuflexiones reverentes en sus mullidos almohadones.

Todo un espectáculo. Luego de sacar la foto con el movil, el paseante recupera su aire profano y prosigue su camino, hasta que se topa con otro altar que lo sobrecoge y lo pone en contacto directo con el misterio y eso, todo, antes aún de que se acerque el momento solemne de la procesión.  Quizá el bullicio de la mañana y el sol hagan que el momento no sea tan especial. Quizá debería hacerse la procesión de noche.

?

 

?

 

?

 

?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *