Bimi con queso y pechugas a la naranja

El menú que sigue usa ese pariente del brécol que se ha puesto tan de moda y que, según dicen, tiene un montón de propiedades saludables.

Siguiendo con el recurso de disfrazar un poco los sabores y no caer en las ‘cositas a la plancha’, se propone un menú a base de filetes de pechugas de pollo, precedido de los bimi al vapor con salsita de queso.

Ingredientes para los bimi:

Una bolsa de bimi (2 personas); salsa de queso roquefort preparada (light) y sucedáneo de nata a base de vegetales. Cebolla, sal y aceite

Se cuecen los bimi al vapor o se escaldan en agua hirviendo, se ponen en una fuente. La salsa se prepara en el último momento. En la sartén se pone un poco de aceite, un poco de cebolla pìcada y se añade cuando está dorada la nata. Cuando empieza a cuajar, se echa un buen chorro de salsa de roquefort, se le da unas vueltas para que se mezcle bien y se cubre con ella la verdura.

Ingredientes para las pechugas de pollo

Naranjas, zanahorias, harina, pechugas fileteadas, sal, pimienta, aceite y vino blanco.

Se pone a a sofreír la cebolla picadita y las zanahorias en rodajas (también se pueden usar las baby congeladas), se echan las pechugas salpimentadas para que blanqueen. Luego se echa un poco de harina (integral, recordad) y el chorrito de vino. Sobre ello se vierte el zumo de dos naranjas y se deja que cueza a fuego muy suave para que vaya espesando la salsa. Si se espesara demasiado, se puede añadir o bien caldo de pollo o bien agua.

Una vez hecho, se sacan las pechugas a una fuente de servir y se pasa la salsa que se rocía bien caliente por encima y ¡listo!

Buen provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *